El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio, completando una órbita alrededor de la Tierra de 108 minutos.

Como él, otros candidatos también eran capaces. El hecho es que se buscaba a alguien en cuyo carácter se combinara el mayor número posible de cualidades positivas y aquí se tuvieron en cuenta las ventajas innegables de Gagarin:

  • Una confianza incondicional en el éxito del vuelo.
  • Una salud excelente
  • Un optimismo inagotable.
  • La flexibilidad de la mente y la curiosidad.
  • El valor y la determinación.
  • Puntualidad.
  • Diligencia.
  • Autocontrol.
  • Sencillez.
  • Modestia.
  • Un gran valor humano y atención a la gente de su alrededor.

Así era él antes del vuelo.
Así fue hasta el final.

Y así son nuestros valores.